No Excuses

13.7.06

Algunos “imprescindibles” para mi subsistencia

(se omite toda mención a los afectos, tema que será abordado en otra ocasión)

Empecemos por los alimentos y/o infusiones:

El tomate: del grande, y en ensalada, preferentemente. Aunque no desprecio otras presentaciones: solo (para mordisquear onda manzana), en tuco (puré de tomate, tomate entero, triturado, etc), en sándwich, y demás. La cuestión es que en mi mesa nunca falta un plato con tomate, sea cual sea el menú.
Plazo máximo de abstinencia tolerable: un día.

La carne: obviamente, el asado se lleva el primer lugar! Aunque solo puedo disfrutarlo en otras casas (en mi humilde balcón no cabe una parrilla... lástima) o en restaurantes, por ahora me conformo con la fiel cocción que ofrece mi potente horno. Aunque, convengamos, no es lo mismo. Como alternativa, la disfruto en milanesa, a la cacerola (con un buen grupo de papas, batatas, cebollas, zanahoria), a la plancha, o cualquier otra varieté. Cabe aclarar que cada vez que voy al súper, me dirijo de una al sector “carnes”, y cargo el carro con al menos 10 bandejitas con distintos cortes, todos destinados al freezer, y a ser repuestos cuando se agoten. Este tope cuantitativo responde a que la capacidad de mi freezer y de mi bolsillo impiden que cargue el carro entero con carne.
Plazo máximo de abstinencia tolerable: 1 día y medio.

El helado: mousse de limón y chocolate con almendras, a full. Por favor, no pregunten por qué, en lugar de elegir algo “más sabroso”, elijo mousse de limón. Me gusta, y punto. En ocasiones, lo reemplazo por sambayón, que también queda increíble con el chocolate. Pero, aclaro, no le hago asco a ningún sabor en lo que a cremas heladas se refiere. Si quedó frutilla al agua, también lo hago desaparecer... (sin importar la estación del año que estemos atravesando, obvio).
Plazo máximo de abstinencia tolerable: 15 días.

Mate: sola o acompañada. Y sin agregados (café, cáscara de naranja, etc), excepto un touch de azúcar. La extrema amargura no me hace bien.
Plazo máximo de abstinencia tolerable: medio día.


Pasemos al rubro “otros”:

Jeans: lástima que no puedo usarlos para ir a trabajar. Diría que son parte de mi esencia, como una prolongación de mi cuerpo. Pensar que cuando era adolescente las chicas íbamos a bailar con aquellos incómodos (y zarpados!) vestiditos de lycra. Cómo cambian las modas! ... y uno mismo.

Aros: una total devoción. Tengo gran variedad, de distintas calidades y diseños, excepto los aparatosos. Podría olvidar la cartera al salir de casa, pero no los aros...

Mi biblioteca y mis discos: hace falta especificar?

Pañuelos: por qué diablos estoy resfriada cada día de mi vida? Esta alergia me tiene enferma, literal y fastidiosamente hablando. Como se ve, soy cabeza dura para ir al médico, y termino acudiendo solo en casos de fuerza mayor...

Savia para el cabello: cualquier shampoo está bien, pero no puedo prescindir de un producto post lavado, debido a mi cantidad de pelo. Una tortura diaria.

Labial: confieso que me siento menos linda sin labial. Mi piel tiene un tinte amarillento que este producto sabe disimular. Siempre llevo uno conmigo.

Luz solar: por mi salud física, mental y espiritual, necesito alguna ventana al exterior. Aunque sea una, por favor. Deptos internos o contrafrentes, abstenerse.

Mi tatoo: no es en realidad un accesorio, pero sí se ve como tal. Aunque parezca mentira en estas épocas, aún hay gente que lo raspa para ver si se trata de un sticker... mi eterno agradecimiento al “Chino”, artista que supo interpretar a la perfección mi mariposa mental. Y que me hizo feliz con su obra.

5 Comments:

Blogger Mantis said...

Me gustó, para que negarlo. Sonará fuerte, pero una comida sin carne, para mí no es comida.

Vida eterna a la entraña.

11:24 a. m.  
Blogger uruguaya said...

Me impresioné! Sacando los aros (soy muy vaga para cambiarlos todos los días), el labial y el tatoo, en todo lo demás coincido!! (no en los gustos del helado, pero sí en el concepto del helado en sí!!! a mi me puede el de dulce de leche)
Mi hijo tiene cinco años. Coincidimos en eso también?
Chau, me voy a comprar tomates, porque ayer comí el último.
Te sigo leyendo.

12:34 p. m.  
Blogger Magic said...

Uruguaya: cuanta coincidencia! Bienvenida al blog! Mi hijo tiene 3, pero bue... a esa edad no se nota la diferencia, no?
Estamos en contacto.
Mantis: gracias por la visita! Espero pròximas.

7:36 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

I love your website. It has a lot of great pictures and is very informative.
»

11:15 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

This site is one of the best I have ever seen, wish I had one like this.
»

5:12 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home