No Excuses

14.7.06

El poder del objeto perdido


Contexto: 2 de marzo de 2006, recital de U2, campo.
Situación: grupo soporte, fans aplastados.
Suceso: en medio de la excitación masiva veo volar por encima de mi cabeza un oscuro y pequeño “objeto volador no identificado”.

No se trata de un moscardón, ni de un trozo de parlante, ni de una pesada gota de sudor del lungo que tengo delante mío (a propósito, por qué siempre los más altos sitúan su inmensa estructura corporal justo delante de mis ojos, de modo que éstos dan justo a su vasta y molesta espalda sudada?). Prosigo: al atajar el objeto, me doy cuenta de que se trata de una gruesa billetera. Levanto la vista, y los 10 tipos que me circundan –quienes, como en una imagen de cámara lenta, esperan mi reacción con los colmillos a flor de labios- me miran fijo. Billetera en mano, doy un ágil pantallazo visual y evito hacer la pregunta. ¿Quién se iba a negar a una billetera?
Dado que no cabe dentro del bolsillo delantero del jean, decido depositar la pertenencia directamente entre éste y el hueso de mis caderas. Para entonces, ya había perdido la remera que llevaba amarrada a la cintura, y no quería repetir pérdidas.

Termina el recital, y recién al trasladar mi estado catastrófico -pero feliz- a casa, me dedico a investigar la billetera. Un tal Ariel, de veintitantos, había llevado su vida entera en un doblez de cuero: tarjeta de débito, carnet de socio de Racing Club, licencia de conducir, cédula de identidad, foto de la flia, 1 preservativo, billete de 100 mangos plegado en cuatro, y papelitos múltiples. “Tanto dato y ningún número de teléfono!”, pensé. Sigo escarbando, y encuentro un cuadradito de papel con un número en tinta azul, borroneado por obra del tiempo, quizá. Decía: Maxi... 4431-blabla. ¿Quién será este Maxi? Si fuera un amigo, no llevaría el número escrito en la billetera, más bien lo hubiera llevado en la agenda del celu o en la memoria, no?

Día 2. Llamando a Maxi:

- Hola, ¿hablo con Maxi?
- Sí, soy yo (con voz de haberse despertado hace dos minutos) ¿Quién habla?
- Mi nombre es Magalí. El jueves fui al recital de U2 y resulta que....
- ¿?????
- ...encontré una billetera...
- ¿????????????????????????????
- ...de una persona que calculo conocés...
- Perá, perá, cómo?
- Te decía... que encontré la billetera de Ariel xxxxxxxxx, te suena?
- Mmm... sí, de algún lado me suena.
- Tenía tu número en su billetera. ¿Recordás quién es?
- Dejame ver... creo que era de la facu, pero no caigo...
- Bueno, si recordás, llamame al 15-xxxx-xxxx.


Una hora después, me llama Ariel. Está más desorientado que turco en la neblina (así se dice?). “Me salvaste la vida, flaca”, asegura, casi inexpresivo, pero contundente.

- “Soy de Avellaneda. Mañana me tomo el tren, y la paso a buscar?”
- Ok, nos vemos.


Al día siguiente, suena el portero eléctrico. Bajo. A mi parecer, estaba muy arreglado y perfumado por tratarse de un sábado a la mañana. Lo primero que me dice –mano en mi hombro-: “ché, estuvo re copado el recital, no?” (me sonreí por dentro). Hablaba y hablaba del recital, casi sin respiro, hasta el punto que jamás preguntó por su billetera! Digo yo, ¿tendría intenciones de pasar a tomar mate? Cinco minutos después de su llegada, saco la billetera y se la doy intacta. Intacta, eh... Me agradece, y se despide, casi sonrojándose, con un simple “espero verte el algún otro recital”.

13 Comments:

Blogger Cucusita said...

Magic !!!!! te felicitoooo por tu bloggggggggg (confieso q todavia no lei todo, jeje)

Menos mal que aclaraste "INTACTA"...fiiiiuuuuuuuuuu
La verdad...sos unica !!!
Besos y congrattttssssssss

3:10 p. m.  
Anonymous Magic said...

Gracias Cucu!! Esta nueva experiencia del blog es muy sentadora. Es un medio de expresión único.
Jeje... imaginaba que esa iba a ser la preocupación del lector!! No me dio para encanutar algo ajeno! Ja. Por suerte, estoy tranquila con mi conciencia.
Gracias por visitarme!
Beso grande

3:16 p. m.  
Blogger Tía Nata said...

magic, solo un ser tan ínegro y magnánimo como vos es capaz de semejante cuestión. te felicito y me alegra hasta el cielo que tengas tu blog.
respecto de lo que me preguntaste por mail... no se si contare mis nuevas aventuras laborales por blog, porque estoy en un area muy secret, y yo tengo muchos datos expuestos, pero seguro que algo solapado comentaré.
besotes y alegria

3:21 p. m.  
Anonymous Magic said...

Gracias Nats!! Me parece bien esto de la reserva. Mucho éxito!! Te dejo un abrazo de oso.

3:28 p. m.  
Blogger Faby said...

BUENÍÍÍÍÍSIMOOOO ME ENCANTO, QUE LOCA MANERA DE CONOCER A LA GENTE NO???? TE FELICITO, ESPERO ENTRES AL GRUPO DEL CLUB EN YAHOO. ESTA NUESTRA FOTO DEL DIA Q JUGASTE EN LA EX-INTERMEDIA JAJAJA
UN ABRAZO

12:47 a. m.  
Blogger Fer said...

MAGIC: un alegrón verla por estos lares con paginita propia. Reflexionaba acerca de su ida al recital.

a) ¿Por qué decidió atajar el OVNI (disparador de esta historria)?

b) Siendo que estaba rodeada de 10 tipos, suerte que perdio la remera atada a la cintura y no la que llevaba puesta.

c) Tuvo suerte que Maxi se acordara de Ariel y que Ariel fuera medianamente normal.

d) «Digo yo, ¿tendría intenciones de pasar a tomar mate?» Y..., le devuelven la billetera intacta y encima le ceban mate ¿no es eso un dia redondo? De todas formas, parece que no se sacó la duda, asique nunca lo sabremos.

e) “espero verte el algún otro recital”: ¡que imbecil imberbe!

Sin embargo, la actitud del sujeto tendria que haber sido la inversa. Ya que Ud le rescato la "vida", bien podria haberse pagado un cafecito (minimo). En fin...

2:29 p. m.  
Anonymous Magic said...

Qúé bueno verte por acá, Fabi !! Prometo entrar al yahoo.

Muy buenas tus reflexiones Fer! Paso a responder:

a) Fue un acto reflejo. Si se está por caer el vaso al suelo, Ud no atinaría a atajarlo?
b) No perdí la remera que tenía puesta de casualidad, aunque sí confieso que mi amiga tuvo que atarme el corpiño varias veces! ja
c) Es verdad, tuve suerte.
d) Ni loca meto un extraño en mi casa. Lo hubiera sacado carpiendo!
e) Jaja.

Con respecto a tu útima acotación, no sé si esperaba un café, pero sí algun rico chocolate. Pero el pibe, parece, no se avivó...

9:37 a. m.  
Blogger Fer said...

«d) Ni loca meto un extraño en mi casa. Lo hubiera sacado carpiendo!»

Sin embargo, al extraño le diste el celular y la direccion de tu casa...

PD: yo lo hubiera citado en la puerta del COTO o en el minimercado de una estacion de servicio.

10:21 a. m.  
Blogger Magic said...

Será que no soy mal pensada? Está mal ser así en la Argentina, eso me querés decir? Me parece un poco punzante tu comentario. Difícilmente alguien pueda meterse en mi casa un sabado a las 11 de la mañana de un sabado, y con el encargado del edificio a 2 metros de distancia.
Gracias igual!

10:24 a. m.  
Blogger Fer said...

Si me dijeras que lo que relatas ocurrio en El Calafate, todo bien, pero en Buenos Aires... yo no me fío ni de las sombras (bueno, esto es un poco exagerado), pero tomo mis recaudos. Por eso me sorprendio que lo citaras en tu casa y no en el bar de la esquina (¿hay un bar en la esquina?)

12:39 p. m.  
Anonymous Magic said...

No estaba dispuesta a moverme de mi casa después de haberle rescatado algo tan importante. Lo mínimo que podía hacer era venir a buscarla. Habré pecado de inocente entonces...así soy en la vida, lamentablemente, confío.

12:42 p. m.  
Blogger Fer said...

Siga siendo igual de buena. Solo cuidese, plis.

10:04 p. m.  
Anonymous Jime said...

magaaaaaa!!


como andas?? es la primera vez q entro a tu flog y la verdad me sorprendio, esta muy bueno, tenes talento!

le tome especial cariño a este post por razones mas que obvias... paso en el recital de u2!


bueno, te agrego a mis favoritos asi q estare posteando!

muchisimos besos!

3:01 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home