No Excuses

8.9.06



HOMENAJE A
MI PILETA
PELOPINCHO

14 Comments:

Blogger Paréntesis said...

se me pianta un lagrimÓn!! q grande la pelopincho, compañera fiel, infaltable mobiliario de cualquier casa fliar desde tiempos inmemoriales!!!
Mi saludo a ella y a usted!!

11:10 a. m.  
Blogger cutipaste said...

Espero que sea un homenaje vital; en otras palabras, que esté preparando la pelopincho para este verano.

11:35 a. m.  
Blogger cp said...

pero que lindas epocas!! que recuerdos che.

12:19 p. m.  
Blogger Magic said...

Paréntesis: por supuesto, sellada en la memoria!

Cuti: si aún quepo entre esos cañitos enclenques, de modo tal que pueda revivir viejos tiempos sin sentirme una grandulona nostálgica, podría probar, no? jaja

Cynthia: cierto. Epocas de plenitud...

12:28 p. m.  
Blogger Araña said...

Carlitos Balá no hacía una publicidad de Pelopincho????
Creo que voy a llorar...

1:32 p. m.  
Blogger Hurricane said...

Que grande la Pelopincho... si me habrá aliviado aquellos veranos porteños tan calurosos y húmedos.

2:06 p. m.  
Blogger cutipaste said...

Bah, está todo bien con ser un grandulón nostálgico. Pruebe y nos cuenta.

2:20 p. m.  
Blogger Sweetest_Blood said...

Ke lindas niñas...ser niña es hermoso.! y recordarlo tambien.

4:06 p. m.  
Blogger Tía Nata said...

el ruido a chapuzón y risas. el olor a sol y cloro, son recuerdos de los veranos infantiles (y no tanto), notaste Magic que la pileta tiene un encanto que ni el mismo océano posee'
gracias, me zambulliste en la felicidad!

4:38 p. m.  
Blogger Magic said...

Araña: no recuerdo, pero si fue así, seguramente es una buena combinación.

Hurri: nos conformábamos con tan poco!

Cuti: lo intentaré, lo intentaré.

Sweetest: :)

Tía: sisisi!! Decís eso y se me viene encima la suavidad de tales sonidos y olores.
Lo peor era cuando te mandaban a dormir la siesta, y uno escuchando los chapuzones del patio contiguo... Besos miles, Nats.

4:51 p. m.  
Blogger Zorra said...

¡Ay que lindo! la mia era celeste, que en paz descanse pobrecita... ya me puse melancolica ¡extraño mi pileta!

5:58 p. m.  
Blogger doble visión said...

Me encantaría saber, por qué el tipo que las fábrico la primera vez le puso ese nombre...
Pero, bueno...todos tenemos una pelopincho en nuestras vidas ¿no?

saludos

8:38 p. m.  
Blogger lauraBaires said...

Tu hijo tiene pelopincho?

Aún recuerdo los asientitos de las esquinas....

10:35 a. m.  
Blogger Magic said...

Zorra: yo también extraño aquellos momentos...

D.V.: no sé, pero es marca registrada y grabada en las mentes argentinas..je

Laura: bienvenida! tiene una, pero no Pelopincho. Me voy a poner en campaña! Síiii, esos asientos metálicos que nos quemaban la cola, pero insistíamos en tirarle agüita para poder sentarnos...

10:42 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home