No Excuses

7.11.06

Consejo de sangre

Con un categórico
“Hay que ser un poco más egoísta en la vida.
Tu vida es tuya y de nadie más”
selló aquel singular intercambio.

6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Interesante planteo... Pero a veces esa vida tan tuya tiene deseos de compartirse...y he ahí el origen de los rollos. Hasta dónde sigue siendo tuya?

3:01 p. m.  
Blogger cp said...

y lo peor es que es cierto. en definitiva uno debe tener siempre el control de su vida, por mas que se comparta o no. beso

3:10 p. m.  
Blogger Pitoti2 said...

Es tuya siempre que la decisión de ceder sea exclusivamente propia, por voluntad, amor, o lo que prefiera, sin aceptar sobornos y coacciones.

7:44 p. m.  
Blogger Hurricane said...

Si todo se hace exclusivamente en función del otro, en algún momento nos pasamos una auto-factura. No se si eso tiene que ver con el egoísmo. Pero hacerlo todo exclusivamente en beneficio propio, eso no lo veo bien. Es complicado el equilibrio, pero se puede lograr.

9:11 a. m.  
Blogger Magic said...

Lau: compartir sería sinónimo de ceder, entonces? Mmm... no lo creo. Más bien lo veo como sinónimo de enriquecimiento mutuo. Sin que esto implique anular las individualidades. Beso!

CP: a eso apuntaba...

Pitoti: totalmente de acuerdo. Las presiones (ya sean externas o internas) nos van deteriorando.

Hurri: tal cual. La frase que cerró esa conversación apuntaba a la necesidad de buscar ese equilibrio. A la necesidad de mirarse un poco a uno mismo cuando, por preocuparnos demasiado por el otro, hemos perdido de vista nuestros propios deseos.

10:32 a. m.  
Blogger Alex said...

sabés qué? tal cual!

2:10 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home