No Excuses

20.10.06

Iluminaciones


Todos tenemos determinados momentos o contextos que nos causan más inspiración que otros. Que nos trasladan, nos transportan o nos concentran. Estas son mis más naturales instancias de inspiración reflexiva:

- Inspiración poética y/o literaria: el segundo exacto que te traslada de la vigilia al sueño. ¿Nunca han manoteado un papel, ya con la luz apagada, para plasmar (antes de que se escabulla) esa idea fulminante y única que les vino a la mente?

- Inspiración laboral: bajo la lluvia de la ducha. Las responsabilidades laborales me taladran la cabeza justo cuando está cubierta por esa masa perfumadamente espumosa. Más de una vez, ese inofensivo vaporcito me ha recordado alguna urgencia o tarea postergada que, de otro modo, hubiera pasado de largo entre mis pendientes.

- Inspiración emotiva y/o afectiva: en la cocina. Llanto o júbilo, nostalgia o alegría, paz o bella electricidad, amor o rencor. Ya sea picando cebolla, cortando carnaza o destrozando un pollo; alguno de estos ánimos aparece.

- Inspiración bloggera (no podía faltar eh...): puede variar pero, últimamente, en el colectivo de cada mañana. Es en ese mamotreto circundante donde me viene el flash del post del día o de la semana, sin siquiera proponérmelo. Entre bocinazos, frenadas, semáforos mal sincronizados, obras en proceso y vendedores ambulantes, me invaden estos pequeños temillas sobre los cuales escribir.

¿Cuáles son tus momentos?


10 Comments:

Blogger cutipaste said...

En general no tengo momentos muy determinados para las inspiraciones (además de que más que inspiraciones son transpiraciones) pero podría identificar los siguientes

IPy/oL: Cuando leo, o mejor dicho, en el momento en que levanto la vista del libro y mi cerebro comienza a disparar todas las asociaciones que despertó lo leido.

IL: Cuando tomo la agenda y abro Outlook. Es infalible, como el hotsync de una Palm.

IEy/oA: Esta es difícil porque aparece en cualquier momento. Lo que sí puedo decir es que si estoy mirando una película se amplifica a niveles mayúsculos.

IB: En mi caso es camino a la parada del 132, aunque podría ser otro colectivo. Pero siempre caminando.

11:49 a. m.  
Blogger cp said...

con respecto a lo del blog a mi me pasa lo mismo. En el bondi siempre se me ocurre lo mejor, lastima que no puedo andar escribiendo.

Con el sueño tengo un problema. Muchas veces me ha pasado que me despierto pensando algo del laburo. En un momento hasta me anotaba las cosas para no acordarme, porque tal vez me daba cuenta que eran temas que no podia resolver lucida y tenia la respuesta justo en un momento de la noche dormida y no queria perdermela. Cuando cai a la realidad y me di cuenta que era una loca, si me despierto no anoto mas y si al otro dia me acuerdo mejor y sino me jodo.

12:01 p. m.  
Blogger Magic said...

Cuti: cierto... La lectura y el cine son maravillosos disparadores de emociones, imágenes, sentimientos. Dos vastas fuentes de inspiración :)

CP: viste que, sobre todo en lo laboral, uno adopta la metodología que mejor le sienta. En mi caso, me han cuestionado risueñamente por no tener agenda escrita con los pendientes... la verdad, no puedo evitar tener todo en la cabeza y -tal vez erroneamente- confío demasiado en mi memoria. Por suerte, el momento de la ducha suele rescatarme! Un beso,

4:28 p. m.  
Blogger Max said...

mis momentos de inspiración vienen cuando se les da la gana, lo cual es muy grave para el desarrollo saludable de los laburos para la facu

3:07 p. m.  
Blogger Legally Blonde said...

hola,me pasa mucho con la ducha y el bondi!tb tengo otros momentos,y tb como vos si bien todo esta en mi mente,mi agenda laboral esta siempre ahi con todo

6:37 p. m.  
Blogger Hada Madrina said...

Agrego otro ... cuando mis hijos tienen alguna salid de esas espontàneas que tienen por lo gral ls chicos.
En los momentos de desesperaciòn, si en esos en los que sentis que la unica manera de aliviar el alma es escribiendo.

2:22 a. m.  
Blogger Pitoti2 said...

En general cuando lasdos neuronas que tengo parcialmente activas hacen un falso contacto, pero suelo ser más productivo cuando una de las bebé me despierta a las 3 de la mañana, me desvelo y no puedo retomar el sueño. Se ve que ese corto intervalo de sueño me despeja la mente y el silencio y calma de la noche me deja volar.

8:49 a. m.  
Blogger Juan Solo said...

Es así, sobre todo la inspitación literaria: no podría calcular la cantidad de ideas que se me escaparon por fiaca de prender la luz y ponerme a escribir.

11:21 a. m.  
Blogger Magic said...

Max: nada mejor que el chocolate para convocar a las neuronas en los momentos de estudio. Suele funcionar :)

Legally: una buena agenda, sin duda, nos organiza la vida. Excepto que la olvidemos a cada rato, ja.

Hada Madrina: creo que cuando nos atacan las emociones fuertes, es cuando mejor escribimos. Dicen que "cuando se siente herida la ostra, hace una perla".

Pitoti: claro! Esos baches nocturnos hay que aprovecharlos. Saludos!

Juan: pasa como con los sueños. Si despertamos y los dejamos escapar, difícilmente recuperemos esas imágenes.

1:47 p. m.  
Blogger Ana said...

La inspiración laboral me da a media madrugada, horror!!
La cocina es gran inspiradora, para poner algo en el blog y para ideas varias, el problema es que cada vez ando menos por la cocina!!
Cariños

7:49 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home