No Excuses

4.10.06

El fiel reflejo

Dicen que el modo en que conducimos un vehículo refleja el modo en que nos manejamos en la vida. Pocas comparaciones me parecieron tan acertadas.

Plasmada la introducción, se me vienen los siguientes prototipos a la mente* :

- El inseguro: mira hacia todos lados antes de hacer el mínimo movimiento que lo saque de la recta.

- El prepotente: quiere doblar hacia la derecha (por donde venís vos, cómodamente), pero está a la izquierda de la calle, por lo cual, en lugar de hacer una seña para que le permitas el paso, te tira la trompa encima obligándote a clavar el freno y, encima, quedarte estancado en el semáforo que, obviamente, pasó a rojo.

- El hiper prudente: frena 50 metros antes de llegar a la esquina. Just in case. Para él, el just in case es una constante.

- El cheronca: va con la música (cumbia o tecno, según el caso) al mango desde las 8 am, mascando chicle. Cuando el semáforo le da verde, arranca como si fuera la última oportunidad de demostrar su hombría. Y si lo encontrás en el próximo semáforo, seguro te guiña un ojo.

- El dominguero: merece ser bautizado así por su condición dominguera a tiempo completo. Es decir, si fuera estrictamente dominguero, estaría bien. Pero dominguear toda la semana es bastante molesto, excepto que tenga el cuidado de mantenerse siempre en la derecha. Dominguear en el medio de la calle no es justo!

- El desesperado: quiere meter el auto donde no cabe. Toma carrera en Av. Corrientes y pretende meterse entre dos autos que van en paralelo, cuando los separa apenas medio metro. Imposible, hombre! Alguna vez escuchó hablar de la relación masa-espacio?

- El queso incurable: no logra estacionar un Fiat 1 en un espacio reservado para un camión. Y si lo entra, ponele la ficha que muerde el cordón.

- El resentido: se la pasa puteando a medio mundo solo porque está enojado consigo mismo. No haremos más aclaraciones, todos lo conocemos.

- El despistado: va por la Av. 9 de julio y no sabe dónde está parado. Menos sabe cómo llegar a destino.

Olvidé muchos?


* (quedan fuera de esta mención los taxistas y colectiveros, por merecer un post aparte)

20 Comments:

Blogger juanba said...

Interesante. ¿En qué categoría entramos los que no manejamos?

Espero el post sobre taxistas y colectiveros, a destilar odio señorita.... ;)

Salutes

5:35 p. m.  
Blogger Nefastas said...

el cheronca, seguramente escuche música electrónica cuyo intérprete desconoce ...pero comoquedarecool, lo hace...
sin dejar de mencionar que en el 80% de los casos...ilumina su auto (interior y exterior) con luces de neón...
buena tipificación!!!

6:09 p. m.  
Blogger cutipaste said...

Adhiero a la pregunta de juanba. Salvo que cuenten las MTB, o los monopatines, que para el caso es lo mismo.

9:30 p. m.  
Blogger aPerfectCircle said...

jajjaja... q real este Post.
tal cual.

Saludos.

Fe en el Caos.

6:48 a. m.  
Blogger Hurricane said...

Muy buena la tipificación que hiciste...
También en estos casos existen las mixturas, por ejemplo:
queso incurable/dominguero
Cheronca/prepotente
Y podemos encontrar varios.

8:07 a. m.  
Blogger El Guz said...

Es muy interesante, faltan algunas categorías y otras se pueden mezclar.

El Olvidadizo: Casi siempre es LA olvidadiza, se olvida de lo que pasa (ej semaforo pasa a verde), q abrió la barrera, etc... por seguir charlando con su copiloto.

El Desubicado: Va por la calle como por la vida, por donde no debe: Va a 15 km/hora por plena avenida General Paz por la mano izquierda.

Y está el que vas manejando tranqui,estás x llegar a una bocacalle, y desde allí el otro, viendote venir, igual encara. No sé definirlo, cómo le pondrías?

9:32 a. m.  
Blogger Pitoti2 said...

¿Puede uno anotarse en más de una categoría a la vez?.
Para los colectiveros, remiseros y taxistas hay que crear una categoría adicional: El Hijo de P**a.
Para los camioneros también: Biznietos de un convoy de trenes cargados de P**as.

9:48 a. m.  
Blogger Ana said...

Bueno, me creo una categoría "las que manejamos tranquilas aunque moderadamente rápido, sin estrés, disfrutando cuando nos hacemos de la máquina y con bastante destreza, incluso para estacionar" Y me incluyo en ella, ja!

11:39 a. m.  
Blogger Paréntesis said...

jajaja
es verdad!! el desesperado me gusto

Firma: queso incurable
besos

1:24 p. m.  
Blogger Magic said...

Juanba: los que aún no manejan tienen la ventaja de que aún son susceptibles de ser "corregidos" de cualquiera de estos potenciales vicios. Salvo que ya tengan determinados vicios en la sangre, y los trasladen a las pistas (tal como dice la intro).
El post sobre taxistas y colectiveros hay que elaborarlo bien, eh. Mucha materia prima para procesar! Saludos :)

Nefastas: jajaja, el otro día vi un ejemplo de estos conductores. De qué color podía ser su remera? Rosaaaaa!

Cuti: de chica, mis juguetes preferidos eran el monopatín y el karting. A este último, lo estacionaba entre los dos macetones que teníamos en el patio. Parecía un espacio preparado para que ensayara...Hay cosas que se llevan en el torrente sanguíneo...

Aperfectcircle: saludos :)

Hurri: totalmente. Muchas combinaciones, más aún si vamos sumando categorías.

Guz: el desubicado vendría a englobar varias de las categorías mencionadas, no? Por ejemplo, el desesperado también sería un desubicado, a su modo. Respecto al último prototipo que mencionás, le pondría: "rey soberbia".

Pitoti: jeje, muy sentido lo tuyo.

Ana: sería la categoría "el moderado"? o "el discreto"?

Paréntesis: :)

2:59 p. m.  
Blogger lauraBaires said...

Siempre pensé que la forma en que conducimos refleja nuestra conducta en la vida (igual que la forma en que usamos el dinero). De ahí que uno tema manejar entre porteños.

Aunque a veces podría tipificarme queso incurable, a veces visito otras categorías.

Y te aporto más:

El egoista: maneja entre dos carriles para reservarse la posibilidad de tomar el más rápido.

El competitivo: no tolera que lo pasen. Vive corriendo carreras.

Y mejor dejo aquí y me pongo a laburar... En qué categoría de manejo entraría el haragán? En la del que siempre va en remis?

Chauchis y besos
Laura
Y mejor que

3:41 p. m.  
Blogger chamemal said...

juro que el bis de mi último post lo iba a hacer sobre la base de como conducimos.
no sé en relación al mundo, pero en la argentina se maneja muy pero muy mal.

8:29 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Yo aun no puedo conducir "libremente"...Pero bueno, lo tendre presente:P..
besotez!

12:40 a. m.  
Blogger Zorra said...

Con todo esto me da miedo manejar por calles concurridas... gente loca hay en todos lados, asi que...
Buen post

¡Besotes!

1:10 a. m.  
Blogger kotto said...

jajajaaj que buen detalle no me habia fijado.. pero toda la razón......
cariñosss
bye

12:25 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hoy tome las llaves de la camioneta y sali a dar una vuelta...
Supongo que al principio actue como el despistado...despues, despues tambien jajaja.
Besotez!

12:25 a. m.  
Blogger Magic said...

Laura: el egoista y el competitivo, a veces, pueden ser una misma persona. El competitivo puede ser, también, el prepotente. El haragán no sale en auto por fiaca de buscar las llaves. Siempre va a preferir que "lo acerque" otra persona... Beso.

Chame: hay mucha mezcla en nuestro país, no? Pero abundan los malos conductores, básicamente me refiero a los que no respetan al otro. Los brasileños, por ejemplo, manejan muy bien... y a las chapas!

11:10 a. m.  
Blogger Magic said...

Zorra, Kotto, Sweetest: saludillos!! :)

11:13 a. m.  
Blogger Gabriel said...

A mi me encanta, cuando una mina se manda una cagada (reconozco públicamente que se mandan menos cagadas que nosotros), mandarla a lavar los platos, así bien fuerte y claro. Así que incluime entre los Vengativos o algo así.
Una vez, yo iba con mi duna detrás de una mina en un uno. La mina clava los frenos en amarillo y medio cuando la realidad indica que hay que clavar el acelerador. Así que ahí fue mi bocinazo luego de la frenada y cuando me mira por el espejo le deletreé bien claro un B-O-L-U-D-A con seña así con las manos y todo. Al rato la pasé y la miré de costeleta... taba buena la gringa. Pero hete aquí que otro semáforo me agarró en rojo en el carril que era para giro y como yo no tenía que girar frené y quién venía tras mío y tuvo que clavar los frenos? Ella, ofcors. Hizo unos metros para atrás, puso primera, lo sacó escarbando y cuando se me puso a la par me gritó BOLUDOOOO!! Y se me escapó...
Me divertí muchísimo y realmente me hubiera gustado volver a encontrarla y reírnos juntos, pero creo que no estaba de humor.

9:39 p. m.  
Blogger Magic said...

Bienvenido, Gaby!
Las peleas de este tipo entre hombres y mujeres nos dan bronca en el momento, pero después, al recordarlas, causan mucha gracia...(siempre que no haya heridos, por supu)

Saludos!

5:18 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home